Bohnanza

De Wiki-juegos
Saltar a: navegación, buscar
Juego Bohnanza
Sin lugar a dudas, Bohnanza es uno de los juegos más sencillos y divertidos que he catado. Se trata de un juego de cartas de 3-6 jugadores (o no, en eso no hay quien se aclare: unos dicen que pueden jugar dos, en la caja pone que 5...) que sólo cuesta algo más de 5 euros y que te asegura cientos de tardes y noches de auténtica risa. Las instrucciones están en español fácilmente (aunque si controlas el inglés, te enterarás mejor de algunas cosas).

El mecanismo es tan sencillo como aparentemente absurdo. Somos unos profesionales del cultivo de judías, tenemos dos campos de sembrado (podemos comprar un tercero si pagamos) y tenemos que cultivar en ellos nuestros frijolitos (hay bastantes tipos distintos) para luego venderlos y sacar pasta. El juego lo gana quien consigue más dinero al final de la tercera ronda. En el juego hay tres fases diferenciadas: plantación (sólo se pueden plantar en un campo judías de la misma especie), mercado (con los otros jugadores) y recolección (robar cartas). El gran triunfo de este juego es la regla que obliga (siempre que no haya algún mamón tramposo entre los jugadores) a mantener en la mano el orden de las judías según las vas robando, de tal manera que al principio del turno de cada jugador se vea obligado a plantar siempre la primera que tenga. Para ello, o vende lo que tiene o pone una que coincida (que es lo suyo).

Y ya está. No hay más. Aunque a primera vista puede parecer una gilipollez de juego, lo cierto es que luego no te puedes parar de reir. Como siempre te encuentras con cartas que no quieres y que te obligan a plantar si no te la quitas del medio, estás obligado a negociar (e incluso regalar) en cada turno. Y las negociaciones de judías son una risa. Nada que ver con las del Catán o similar. En serio.

En fin, que un juego imprescindible en cualquier ludoteca digna que se precie. Por precio, por diversión y por calidad. Gustará a todos: a los que no conocen este tipo de juegos, a los que son unos amantes de la estrategia pura (para relajar neuronas) y hasta a la familia.

Fuente: Blog QueVicio




ARTICULO de la SOCIEDAD PROTECTORA DE ALIMAÑAS [1]


Desarrolla tus habilidades como agricultor, siembra judias en tus campos e intercambia semillas con el resto de jugadores. Podrás sacar un buen puñado de monedas de oro si lo haces bien y amasar mas dinero que nadie.

Bohnanza es uno de esos juegos que ya tienen años y que cualquier buen aficionado conoce. Se convirtió en un éxito rotundo mucho antes de ser distribuido en España, y sigue siendo uno de esos juegos que siempre retomamos con ganas, por mucho que pase el tiempo. Yo me estrené en el mundo de los juegos de mesa/cartas gracias a este juego, y fué la mejor manera de empezar. Un juego de reglas sencillas pero con una variabilidad notable entre partidas y mas profundidad de lo que uno puede imaginar cuando se lee las instrucciones por primera vez.


Nº de Jugadores: 3 - 7 Tiempo Aproximado: 45 minutos Idioma: Castellano

Esta reseña está basada en la versión básica del juego, pero hay un buen puñado de expansiones disponibles para aumentar el número de jugadores y darle mas variedad a las reglas. El juego está editado en España, pero las cartas no presentan texto, solo iconos lo que hacen que el juego sea totalmente independiente del idioma. Eso es toda una ventaja porque la versión española del juego no es tan buena como la alemana, pero eso lo explicaremos mas adelante.


¿De que va Bohnanza?

Este juego nos pone en la piel de un agricultor cuyo objetivo es sacar el mayor dinero posible vendiendo judias que ha ido sembrando en sus campos. Cuantas mas judias de un mismo tipo tenga sembradas, mas beneficio sacará por ellas. Para conseguir las judias que necesitemos, debemos negociar con el resto de agricultores, y ahí radica una de las grandes bazas de este juego. El intercambio, trapicheo, pactos y donaciones entre jugadores elevan la diversión hasta cotas insospechadas. La clave del éxito radica en planificar bien nuestra mano, gestionar bien nuestros campos y tener buenas dotes de negociador.



COMPONENTES


Un simple mazo de 161 cartas es lo unico que incluye la caja de Bohnanza, de las cuales 157 corresponden a las diferentes variedades de judias y 7 cartas de 3er campo, por si queremos ampliar nuestras tierras durante la partida. Pero ojo, la edición española del juego viene con menos variedades de judias y por ello solo pueden jugar un máximo de 5 jugadores. Pero esta decisión de la editora de quitar cartas del juego original no solo afecta a la reducción del numero de jugadores, sino que influye en la jugabilidad de las partidas de pocos jugadores empeorando la experiencia jugable. El resto de judias que faltan las han comercializado como una expansión de modo que si queremos tener el juego completo como en la version alemana, tenemos que pasar por caja 2 veces.Una lamentable decisión de la editora española.


El diseño gráfico de las cartas y el juego no es especialmente atrayente. Yo compré este juego por recomendación expresa, ya que a simple vista el juego no llama la atención por sus dibujos, demasiado sencillos e infantiles. Independientemente de eso, los iconos de las cartas son claros y funcionales, perfectamente claros a la hora de jugar. La calidad del cartón podria haber sido mejor, así que no dudeis en echar mano de unas buenas fundas para que no se estropee. Aún así, el juego es barato pues no deja de ser un simple mazo.


MECANICA

Las reglas son sencillas, y en dos rondas os habreis familiarizado con la mecánica.

El Objetivo del juego es conseguir mas monedas de oro que el resto de jugadores. Para ello necesitas vender judias, y cuantas mas judias del mismo tipo consigas vender, mas oro llenarán tus bolsillos. Solo tendrás dos campos disponibles para la siembra, y en cada uno de esos campos solo se puede sembrar un tipo de judía. Si quieres cambiar el tipo de judia de un campo tendrás que vender todas las judías sembradas del otro tipo. Hay que tener en cuenta que solo interesa vender cuando tengamos un gran numero de judias sembradas en un campo, ya que sino no conseguiremos oro con la venta.

Cada jugador tiene una mano de cartas que debe permanecer en el mismo orden en el que se han robado, de tal modo que el jugador no puede ni reordenarlas ni agruparlas por tipo.El turno de cada agricultor consta de 4 fases:


1. Al principio de cada turno, el jugador debe sembrar la primera carta de la mano obligatoriamente en uno de tus campos. También puede sembrar una segunda judía, pero en este caso es opcional.

2. Se roban 2 cartas a la vista de todos los jugadores y se negocia con ellas y con cualquiera de las cartas de tu mano. Si te interesan las 2 cartas robadas te puedes quedar con ellas, pero eso te obliga a sembrarlas inmediatamente, lo que quiere decir que sino tienes campos disponibles esto te puede obligar a vender un campo que puede que no te interese vender aun. En esta fase también puedes negociar con las cartas de tu mano, intercambiándolas o donándolas a otros jugadores. Si no eres capaz de intercambiar o donar una carta, te tendrás que quedar con ella; no la puedes descartar. La unica manera de quitarse de encima judias que no te convienen y conseguir tus judias favoritas es con estas negociaciones. Es importante prepararse bien la mano en esta fase, intercambiando las judias que no nos interesen, para que la judia que tengas que sembrar al principio del turno siguiente te sea favorable.

3. Ahora tienes que sembrar obligatoriamente las judías que previamente has robado del mazo, tanto si te las has guardado para ti como sino has podido deshacerte de ellas en los intercambios.

4. Para terminar el turno, robas 3 cartas del mazo y las colocas por orden en tu mano.



Las claves de Bohnanza son la gestión de la mano y la negociación entre jugadores. Todo vale para conseguir esa judía que andas buscando desesperadamente y completar un campo fructífero. La única manera de reordenar y limpiar tu mano es comerciar con otros jugadores. Negocia con descaro, haz contraofertas descabelladas, tantea a tus oponentes. El nivel de trapicheo que se consigue en este juego te hará echar unas buenas risas durante toda la partida. Este juego es especialista en generar momentos de diversión absoluta.


CRÓNICAS


Probablemente, este es el juego mas jugado en las Alimañas porque encaja perfectamente con el perfil alimaño de crapuleo y trapicheo infinito. Mas de una veintena de partidas a nuestras espaldas y siempre que jugamos me sorprende con alguna negociación surrealista o un intercambio increible que llega a buen puerto. solo recuerdo haber jugado una partida mediocre, por culpa de la edición española de este juego que está capada y faltan muchas de las cartas de la edición alemana. El juego tiene un ligero componente de azar, pero puedes corregir tu mala suerte a base de negociaciones exitosas para reorganizar tu mano. Además se pueden jugar desde 2 hasta 7 personas lo que lo hace una buena elección siendo versatil en cualquier situación.



QUE TIENE DE MALO


Pocas pegas se le pueden sacar a un juego como Bohnanza, ya que el balance general es muy positivo. La gran pega del juego es que la edición española está capada, le han quitado cartas del Bohnanza original y lo han destrozado bajando no solo el numero de jugadores sino tambien la jugabilidad. Os recomiendo encarecidamente que os compreis la edición alemana, que está completa y ademas es independiente del idioma. Otra pequeña pega puede ser el diseño gráfico del juego, que no es especialmente llamativo y puede llevar a engaño por lo infantil que parece. Puede ser jugado por niños, pero lo disfrutareis tanto o mas aunque luzcais canas. Otra pega, hilando muy fino, es que el amiguismo te puede hundir en la miseria si dos personas se alian entre si y le hacen el vacio a otro jugador, ya que sin poder intercambiar cartas estás condenado al fracaso.


CONCLUSIÓN


Bohnanza es un grandísimo juego camuflado en una pequeña y discreta cajita con pinta de juego infantil. El éxito de este juego radica en la sencillez de sus reglas, en una mecánica sencillamente genial que te obliga a gestionar muy bien tu mano para no meter la pata y que te exige un buen grado de negociación para conseguir esas judias que tanto buscas y para quitarte de encima aquellas que te sobran de tu mano. Gracias a unas reglas de negociación muy abiertas en las que todo vale, se llegan a sutuaciones surrealistas y desternillantemente divertidas que hacen de cada partida algo único y diferente de cualquier otra que hayamos jugado antes. Un juego versátil que funciona tanto con jugadores noveles como con los mas experimentados gracias a una mecánica perfectamente engrasada que fomenta la interacción directa entre jugadores. Imprescindible en cualquier ludoteca que se precie, Bohnanza es diversión directa que mejora cada vez que lo juegas. Si eres uno de los pocos que no lo has jugado, hazte con el inmediatamente.


LO MEJOR

   * Mecanica infalible, que fomenta la interacción entre jugadores.
   * Partidas divertidísimas y negociaciones surrealistas. 
   * Es barato y bueno. 
   * Ideal para jugadores noveles y experimentados. 
   * Mejora tras jugar varias partidas. 


LO PEOR

   * Diseño simple e infantil que puede llevar a engaños. 
   * La edición española, que está capada. 
   * Cuidado si juegas con tus primos, el amiguismo te puede dejar fuera de juego.